Mi héroe



Con una venda en la nariz y otra en la mejilla

El primer minsitro italiano salió del coche que se desplazaba con lentitud y con una venda en la nariz y otra en la mejilla. Así se entreveía a Silvio Berlusconi tras los cristales del coche en el que ha salido de la clínica.

Ésta parecía la historia del "Nunca jamás". Pero finalmente, sí: Silvio Berlusconi abandona el hospital pero con la severa recomendación de que permanezca entre 10 y 15 dias sin realizar actividad política. Se antoja una petición que no cumplirá.

El último día que permaneció hospitalizado, lo pasó con continuas llamadas de telefoneó a sus colaboradores, contacto con la cámara de diputados donde se votaban los presupuestos generales del estado e, incluso, en varias ocasiones, apremió a los médicos para que le permitieran abandonar la clínica.

Incluso hubo algún momento en la noche en que se disgustó cuando escuchó en una televisión decir que era él quien ejercía la violencia en el país.

Empieza la segunda fase de la recuperación que tendrá parada también en la clínica suiza "Ars Médica", en la localidad de Ticino para borrar cualquier rastro visible de la agresión.

Lo cuenta el diario "Le Matin". En esa misma clínica ya ha estado ingresado Silvio Berlusconi en 2003 para someterse a diversas intervenciones de cirugía estética (jejeje)

tú que pedirías

hace tiempo ya que parece que todo cuesta un poquito más. Ya no recuerdo las veces que pienso en si pudiera pedir un deseo

video